Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

ANTICIPO

Volkswagen Golf GTE, deportivo limpio

El primer híbrido enchufable de la marca combina grandes prestaciones y autonomía eléctrica

M. L.
11/11/2014

 

Con la esencia del GTi en cuanto a prestaciones pero con la base de una movilidad sostenible, Volkswagen lanzará en febrero el Golf GTE. Se trata del primer híbrido enchufable de la marca que, además de una autonomía cien por cien eléctrica de unos 50 kilómetros, ofrece unas prestaciones deportivas tan buenas que más de uno asimilará a las del GTi o del GTD.

Para ofrecer estas prestaciones se ha recurrido al 1.4 TSi de gasolina, que ofrece 150 CV, al que se suma un motor eléctrico que rinde 102 CV. En conjunto el conductor dispone de 204 CV asociados a un cambio DSG de seis marchas con levas en el volante. Es la misma tecnología que Audi utiliza en el A3 e-tron.

La batería va ubicada en el suelo de la parte trasera, lo que reduce la capacidad del maletero, que se queda en 272 litros, y la del depósito de combustible, que pasa de 50 a 40 litros. Por otro lado la presencia de esta batería incrementa el peso en 120 kilos.

La recarga se efectúa a través de la toma oculta tras el logo frontal; en la red doméstica tarda casi cuatro horas y en un poste de recarga rápida poco más de dos horas. Estéticamente esta versión se distingue tanto por las siglas como por el filete azul que discurre por la calandra, mientras que en el interior hay detalles específicos como el cuadro de instrumentos o la tapicería.

 

CUATRO MODOS

El nuevo Golf GTE ofrece cuatro modos de funcionamiento que se seleccionan a través de los botones ubicados junto a la palanca del cambio. En modo eléctrico se puede circular unos 50 kilómetros, a 130 km/h. Si pulsamos el botón GTE, funcionan los dos motores a pleno rendimiento y el conductor puede disfrutar de unas prestaciones muy buenas, tanto en velocidad punta como en aceleración. El tercero es el híbrido, con el que la marca anuncia una autonomía superior a los 900 kilómetros. El cuarto modo sirve para conservar la carga de la batería que reservamos para un uso posterior.

El comportamiento es muy satisfactorio, destacando por la suavidad de funcionamiento y la rapidez de respuesta en todos sus modos de utilización. El consumo es muy bajo en modo híbrido. Respecto al precio, no hay datos, pero con las ayudas estatales podría rondar los 33.000 euros.