Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

Un comienzo muy prometedor


22/04/2016

 

El domingo arrancó en Silverstone el Mundial de Resistencia. Y allí también comenzó una nueva etapa deportiva para Roberto Merhi, que disputará el campeonato con el equipo Manor.
El castellonense, que apenas había rodado unos kilómetros al volante del Oreca-Nissan en un breve shakedown celebrado la semana anterior, no mostró el más mínimo problema de adaptación a esta nueva disciplina.
Desde el primer momento, fue el  más rápido de  la  formación británica y, aunque su director decidió que no participara en la sesión de clasificación (en la que solo ruedan  dos de los tres pilotos), luego llevó el peso  de la carrera al completar dos de los cuatro stints y marcar de nuevo el mejor crono.  Al final, Merhi, Bradley y Rao fueron sextos en la categoría LMP2 y ocuparon la undécima plaza absoluta.

MERHI, ESPERANZADO "Ha sido muy divertido, aunque también un poco raro, porque el hecho de tener que compartir el volante con otros dos compañeros deja muchos tiempos muertos", renoció Teto. "También me sorprendió el intenso tráfico en pista".
Merhi, en  cualquier  caso, se mostró esperanzado ante el resto de la termporada. "En esta primera carrera, hemos tenido muchos problemas de juventud, porque todo el equipo es  nuevo", avanzó. "Podemos mejorar en casi todo, en los repostajes, en las estrategias... Creo que en Spa todo funcionará mejor y estaremos en condiciones de luchar por el podio de la categoría".
En la batalla por la victoria absoluta, Audi se situó por delante de Porsche, la actual campeona, después de  mantener un duelo cerrado con sus primos de Stuttgart, mientras los Toyota se mantenían ligeramente por detrás.
Los triples vencedores de las 24 Horas de Le Mans, André Lotterer, Marcel Fässler y Benoit Tréluyer, marcaron la pole y se impusieron luego en la carrera. Al término de la misma, sin embargo, fueron excluidos por una anomalía técnica en su Audi R18, por lo que el triunfo final pasó a manos de Romain  Dumas, Neel Jani, Marc Lieb y su Porsche 919 Hybrid.